Labels

sábado, 28 de julio de 2012

Eternidad

     La vida de todo hombre o mujer se compone de un conjunto de decisiones que poco a poco van conformando el devenir de su existencia, esta afirmación también se puede extrapolar a la historia de la humanidad. Lo cierto es que lo que somos actualmente, nuestra sociedad, valores, ideales, etc... se han ido creando poco a poco con los hechos y decisiones que se han ido tomando a lo largo de los siglos de historia que llevamos en este planeta. 

     Los primeros y más importantes (ya que fueron los que nos han definido de una forma antropomórfica) fueron los llevados a cabo por nuestros antepasados los MONOS, desde el momento en el que se bajaron de los árboles, pasando por el uso de herramientas, hasta el aprovechamiento de diferentes metales (Cobre o Bronce) para su beneficio, todos esos momentos definieron nuestra forma de caminar, nuestra capacidad para coger objetos, etc...


     Los siglos venideros terminaron por depurar nuestra morfología hasta llegar a un momento clave, un momento que empezó a marcar cómo iba a ser nuestra sociedad y libertades, estoy hablando de la Batalla de las Termópilas, en esta ocasión 300 espartanos (espartano arriba, espartano abajo) plantaron cara al ejercito Persa de Jerjes, un imperio que por su extensión y fuerza devoraba todas las naciones que quería sin que ninguna de ellas le plantease el menor de los problemas. La historia (más bien la del CINE) nos lo ha mostrado siempre como un reino de tiranía, carente de libertades y en el que la palabra "democracia" o cualquier sinónimo de la misma no entraba dentro de su vocabulario. Lo cierto es que ni unos eran tan buenos (tampoco eran tan demócratas los griegos) ni los otros eran tan malos (contrataban y pagaban a sus trabajadores, etc...) pero como se suele decir, la Historia la escriben los vencedores y la sufren los perdedores.


     En los siglos venideros, se sucedieron momentos para la historia tales como el Imperio Romano, el Descubrimiento de América, la Inquisición, la Revolución Francesa o la posterior Revolución Industrial, momentos que como si de piedras se tratasen, fueron construyendo poco a poco al ser humano hasta llegar al que, en mi opinión, supone el mayor y más importante de los retos al que el ser humano se ha enfrentado. La Segunda Guerra Mundial.


     A comienzos de este mes, volví a visitar Normandía, revisité los lugares más emblemáticos del norte de Francia tales como Omaha Beach, el Cementerio Americano o el museo de la guerra "Le Mémorial" en Caen.
     
     Hasta que no visitas aquella zona, no te das cuenta de la magnitud de lo sucedido en aquellas playas y de su significado. No estoy hablando de los cañones, bunkers y demás elementos de la guerra que todavía están presentes en aquel lugar, hablo del Cementerio Americano, lugar donde reposan los restos de militares americanos caídos durante el desembarco y en los días posteriores al mismo. 
     Al llegar, supones que vas a ver unas "crucecitas", un poco de parafernalia americana y ya está, pero su magnitud te golpea hasta el punto de hacerte sentir como la mota de polvo más insignificante del universo ¿alguna vez habéis visto una explanada con más de 9.000 tumbas? a todos los que vayáis allí os recomiendo poneros más o menos en el centro de la misma y que miréis a vuestro alrededor a todos aquellos que perdieron su vida luchando lejos de su hogar, un sacrificio realizado para unas gentes y países a miles de kilómetros.

video
Aqui os dejo la experiencia que os comentaba anteriormente

     ¿Que habría sucedido si en ese conflicto el ejercito NAZI hubiera salido victorioso? eso, por suerte o por desgracia (para algunos) nunca lo sabremos, al igual que nunca sabremos el devenir de la humanidad si Jerjes hubiera tomado Europa, si Colón se hubiera perdido en su travesía o si la Revolución Francesa hubiera sido sofocada. Esa labor se la dejo a los historiadores y expertos en cada materia. 

     Para mí, lo cierto es que algunos hechos o acciones de nuestros antepasados, han dejado su eco en la Eternidad y que esos "sacrificios" han contribuido a la creación de la sociedad que conocemos actualmente, con sus cosas buenas y malas. Esos antepasados deben ser ya no sólo recordados, sino que nunca deberán ser olvidadas las causas por las que lucharon porque una SOCIEDAD que no conoce su HISTORIA está condenada a repetirla.




Pd: esta entrada se la dedico a mi esposa, mujer que para lo bueno y para lo malo, da sentido a mi vida día tras día, de aqui a la ETERNIDAD

     




2 comentarios:

  1. Muy bueno. Desgraciadamente, aun conociendo la historia, nos empeñamos en repetirla una y otra vez. Es cíclico. ¿En que parte del ciclo estamos ahora?... No quiero ni pensarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe, tal vez estemos presenciando el comienzo de algo mejor o de algo peor.

      Eliminar